viernes, 31 de octubre de 2014

SOLUCIONES de Marco Aurelio

En el año 121, Roma daba la bienvenida al mundo a uno de sus emperadores más ilustrados y amados: Marco Aurelio Antonino Augusto. No en vano, se le incluye en el grupo de los Cinco Buenos Emperadores y se le apodó El Sabio o El Filósofo.
Su co-gobierno, junto a Lucio Vero, fue una época de numerosas campañas militares de las que salió exitoso, y cuyas enseñanzas vitales aprovechó para definir su obra magna, las “Meditaciones”, encuadradas en la filosofía estoica (siguió las enseñanzas de Epícteto, a quien también he dedicado un post de este blog). En sus escritos, por ejemplo, Marco Aurelio defiende una vida sin ostentaciones, ya inculcada por parte de madre, y trasciende como una persona con un gran equilibrio, trabajadora e inteligente. Como político, se distinguió por su ecuanimidad y por defender a los más débiles: esclavos, viudas y jóvenes. Defendió un gobierno al servicio del deber.
Murió en Viena en el año 180, fue deificado y a su figura y hazañas están dedicadas varias construcciones en Roma.  
De Marco Aurelio heredamos ideas tan valiosas como éstas 
La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella. 
Acuérdate en adelante, cada vez que algo te contriste, de recurrir a esta máxima: que la adversidad no es una desgracia, antes bien, el sufrirla con grandeza de ánimo es una dicha. 
La dulzura, cuando es sincera, es una fuerza invencible.
La perfección de las costumbres consiste en vivir cada día como si fuera el último.
En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma.
No malgastes lo que te queda de vida conjeturando sobre los demás, a no ser que busques un bien común. Pues imaginar qué pueden estar haciendo y por qué, qué están pensando y qué planean, te aturde y te aparta de tu guía interior.
Hay una luz del sol, a pesar de que se ve interrumpida por las paredes, montañas e infinidad de otras cosas. Hay una sustancia común, a pesar de que se distribuye entre las miles de cuerpos que tienen sus varias cualidades. Hay una sola alma, a pesar de que se distribuye entre varias naturalezas y limitaciones individuales. Hay un alma inteligente, a pesar de que parece estar dividida.
Hemos nacido para la colaboración, como los pies, las manos, los párpados, las filas de los dientes de arriba y abajo. Entrar en conflicto unos con otros es contrario a la naturaleza…
Buscan como sus propios retiros la vida campestre, la orilla del mar, las montañas. Todo eso es de lo más banal cuando te es posible en el momento que quieras retirarte a tu interior. A ningún lugar más tranquilo, más pacífico se retira un hombre que hacia su propia alma, sobre todo aquel que tiene dentro recursos tales que, si los examina, al momento se encuentra en total bienestar.
Si es forastero del universo quien no conoce lo que hay en él, no lo es menos quien desconoce sus sucesos. Es un desterrado quien destierra la razón social. Es ciego quien guiña el ojo de la inteligencia. Es mendigo quien precisa de otro y no tiene en sí mismo todo lo útil para la vida. Es absceso del universo quien se aparta y aleja de la razón de la naturaleza común por soliviantarse con los sucesos; porque es la naturaleza la que los trae, ella que te trajo también a ti. Es una escisión de la ciudad quien escinde su alma de la de los racionales, cuando es una.

miércoles, 29 de octubre de 2014

VOTO DE NOBLEZA

Yo no percibiré si la fortuna viene o se aleja. Yo veré todas las tierras como si fueran mías, las mías como si fueran de todos. Yo viviré igual que si supiera que he nacido para los demás y diera las gracias a la naturaleza por esa razón; en efecto, ¿de qué mejor manera hubiera podido proteger mis intereses? Me he entregado, ser aislado, a todos, todos a mí solo. Todo lo que tengo ni lo protegeré con tacañería, ni lo derrocharé con exceso; creeré que no poseo más que lo que se me ha entregado con justicia. No voy a calibrar los favores, ni por el peso, ni por valoración alguna que no sea la de quien lo recibe; nunca será para mí excesivo lo que recibe un hombre digno. No haré nada en función de la opinión, lo haré todo en función de mi conciencia. Creeré que todo lo que hago con mi sola complicidad, se hace a la vista de todo el mundo. El límite de la comida y de la bebida será el aplacar las necesidades naturales, no llenar la tripa e hincharse. Seré agradable para los amigos, delicado y amable con los enemigos. Me dejaré convencer antes de que se me haga un ruego, y me adelantaré a las peticiones razonables. Sabré que mi patria es el mundo, y que los dioses son sus tutores; que éstos están por encima de mí y en torno a mí tomando nota de acciones y palabras. Y cuando la naturaleza venga en busca de mi espíritu, o la razón lo deje marchar, saldré a atestiguar que he amado la buena conciencia, los buenos estudios, que por mí no ha quedado disminuida la libertad de nadie, mucho menos la mía.
Séneca, De vita beata 20.3-5

martes, 28 de octubre de 2014

Mientras vivas, brilla, no sufras por nada en absoluto. La vida dura poco, y el tiempo exige su tributo.
                                                                                            Epitafio de Seikilos
Aprende a conocer el ritmo que posee a los hombres.
                                                                                         Arquíloco, Fr. 128
Los nuevos hijos de los titanes, ¡ay!, ya no son terribles ni grandiosos, y hieren sin grandeza y sin dar oportunidad de hermosa hazaña. ¿Cuántos héroes no habrás aminorado, apocamiento? ¿Qué aguijón buscarán mis tristezas para espolear sus armas? No es bueno olvidar que hemos venido a una guerra llamada mundo, donde el enemigo es uno mismo, su aliado es el percance y la melodía divina el trofeo. Hay que saber orear los vaivenes con que Caos trenza sus velos, esquivar las embestidas sin cobardía ni mezquindad, pero con temple y madura condescendencia, combatiendo aquí, retirándose allá para volver a emprender batalla más prometedora, dejándose vencer unas veces y pactando otras, cuando algo de concordia se hace propicia. No se sale del laberinto si no se juega audazmente con los meandros de la Fortuna. Sabio es el que, restaurando equilibrios, no se obceca con la perfección de los hechos y sabe conformarse con los azares serpenteantes de tibio avance.
No te venzas, alma, mantente fuerte en la asamblea de espadas. No poca gloria es sentir un dolor labrado en oro y bronce. Y es que el metal noble puede refundirse para forjar alhajas de níveos destellos. Confíate al dios que siembra amores, sumergido en primaveras de cálido clima. Ofrécete desnudo al universo de negro pelaje. La mar está en calma; sólo saliendo con la cabeza inundada de viento, respirando la sal del oleaje canoso, compitiendo con los delfines, tañendo liras de heroica compasión… sólo así te verás vestida de la púrpura que cubre el sagrario de los templos remotos, donde una vez naciste junto a todo lo que has amado, odiado o venerado

NOTA: es aconsejable escuchar la música mientras se vuelve a leer el texto...

viernes, 17 de octubre de 2014

Caminata de Otoño



"-¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?- preguntó Alicia.
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar,- dijo el Gato. 
-No me importa mucho el sitio,- respondió Alicia. 
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes,- le contestó el Gato. "
                                                                      Alicia en el Pais de las Marvillas, Lewis Carroll

viernes, 10 de octubre de 2014

lunes, 6 de octubre de 2014

Dedicado a Litelantes "Gran Mantran de la Compasión"



FELIZ CUMPLEAÑOS!!! 
Tal día como hoy, el 6 de Octubre de 1920 nació en Colombia, su nombre en griego significa "Piedra Antigua" y representa fielmente su esencia más auténtica... Gracias infinitas por su labor, su entrega, su gran paciencia y su enorme compasión con todos los que nos acercamos de buena voluntad, la veneramos, respetamos y seguimos solicitando y recibiendo sus increíbles dones... Hasta los mundos de felicidad donde habite, llegue mi cariño sincero y profundo agradecimiento