jueves, 18 de julio de 2013

LAS 4 ESTACIONES

Había una vez un hombre que tenía cuatro hijos.
El hombre buscaba que ellos aprendieran a no juzgar tan rápidamente, entonces los envió a cada uno por turnos a visitar un peral que estaba a una gran distancia.
El primer hijo fue en el invierno, el segundo en la primavera, el tercero en el verano y el hijo más joven en el otoño.
Cuando todos ellos habían ido y regresado, su padre los llamó y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.
El primer hijo mencionó que el árbol era horrible, doblado y retorcido.
El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.
El tercer hijo no estuvo de acuerdo, dijo que estaba cargado de flores, que tenía aroma muy dulce y se veía muy hermoso, era la cosa más llena de gracia que jamás había visto.
El último de los hijos no estuvo de acuerdo con ninguno de ellos, y dijo que el peral estaba maduro y marchitándose de tanto fruto, lleno de vida y satisfacción.
Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían razón porque ellos sólo habían visto una de las estaciones de la vida del árbol.
Les dijo a todos que no deben de juzgar a un árbol o a una persona, sólo por ver una de sus temporadas y que la esencia de lo que son, el placer, regocijo y amor que viene con la vida, puede ser sólo medida al final, cuando todas las estaciones ya han pasado.
Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano y la satisfacción del otoño.
No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto.
No juzgues la vida sólo por una estación difícil.
Aguanta con valor las dificultades y las malas rachas porque luego disfrutarás de los buenos tiempos.
Sólo el que persevera encuentra un mañana mejor.
DESCONOCIDO

martes, 16 de julio de 2013

En honor a tu festividad VIRGEN DEL CARMEN


Los siglos se postran ante ti, gloria hecha carne, carne sublimada de amor, cuyo vientre fue el arca sagrada que nos trajo la luz a un mundo lleno de tiniebla... como barco en la noche a través de las aguas de la vida nos entregaste el cuerpo y la sangre de nuestro venerado y amado redentor por los siglos de los siglos... GLORIA EN LOS CIELOS A STELLA MARIS, nuestro faro en la oscuridad, en un día como este rodeada de tristezas y confusión en el mundo, eres mi gran amiga, consuelo y esperanza de salvación y a ti brindo esta sencilla oración. Amen.

miércoles, 3 de julio de 2013

La Muñeca de Sal

Una muñeca de sal recorrió miles de kilómetros de tierra firme,
hasta que, por fin llegó al mar.
Quedo fascinada por aquella móvil y extraña masa, 
totalmente distinta de cuanto había visto hasta entonces.
" ¿Quien eres tu?, le preguntó al mar la muñeca de sal
Con una sonrisa, el mar le respondió:
"Entra y comprueba lo tu misma".
Y la muñeca se metió en el mar.
Pero, a medida que se adentraba en el, iba disolviéndose,
hasta que apenas quedo nada de ella.
Antes que se disolviera el ultimo pedazo, 
la muñeca exclamo asombrada:

 "¡ Ahora ya se quien soy!"

ANTHONY DE MELLO