jueves, 18 de octubre de 2012

Increíbles vistas de La Tierra


Dios mío, si se puede ver hasta el aura de planeta... qué maravilla.
Un consejo: aprovechad y disfrutad la calidad HD y dadle a pantalla completa.
La música de una de mis artista preferidas: Loreena Mckennitt: Nigt ride across the Caucasus

Este video se lo dedico al amigo Renato que hoy cumple añitos y como se que le gusta la naturaleza y la calidad de imagen... seguro disfruta viéndolo. Feliz Vida!

miércoles, 17 de octubre de 2012

Los Tres Señores del Materialismo


(La expresión "cutting through" es prácticamente intraducible. Significa abrir una brecha, cortar un camino en la selva, o abrirse paso a través de algún impedimento. También significa atravesar algún encubrimiento o velo hasta llegar a lo que está detrás de él.)

El budismo tibetano utiliza una metáfora muy interesante para descifrar las funciones del ego; se refiere a ellas como "los Tres Señores del Materialismo": "el Señor de la Forma", "el Señor de la Palabra", "el Señor del Pensamiento".

El Señor de la Forma es la búsqueda neurótica de comodidad, seguridad y placeres físicos. No representa las condiciones de vida segura y de riqueza física en sí mismas. Se refiere más bien a las preocupaciones neuróticas que nos impulsan a crear esas condiciones, a tratar de controlar la naturaleza. Es la ambición que tiene el ego de afianzarse y entretenerse a sí mismo, en su intento de evadir toda irritación. Así, nos aferramos a nuestros placeres y posesiones, tememos el cambio o forzamos el cambio, intentamos construir un nido o un jardín de recreo.

El Señor de la Palabra se refiere al uso del intelecto para relacionarnos con el mundo. El producto más complejo de esta tendencia son las ideologías, los sistemas de ideas con los cuales racionalizamos, justificamos y santificamos nuestras vidas. Pero otra vez como antes, el intelecto como tal no es el Señor de la Palabra. El Señor de la Palabra representa la tendencia del ego a interpretar todo lo que amenaza o irrita, de tal manera que el ataque parezca neutralizado o transformado en algo "positivo" desde el punto de vista del ego. El Señor de la Palabra se refiere al uso de los conceptos como filtros para protegernos de la percepción directa de lo que es.

El Señor del Pensamiento se refiere al esfuerzo que hace la conciencia por mantenerse consciente de sí misma. Reina cuando hacemos uso de las disciplinas espirituales o psicológicas como un medio para mantener nuestra autoconciencia, de aferrarnos  a nuestro sentido del yo, pues el ego puede apropiarse ilícitamente de cualquier cosa para uso propio, incluso la espiritualidad. Una vez reforzamos exitosamente nuestra autoconciencia mediante técnicas espirituales, creamos nuevos impedimentos al crecimiento espiritual genuino. Nuestros hábitos espirituales se endurecen, de manera que es difícil penetrar a través de ellos. Puede que incluso lleguemos al extremo de alcanzar el estado demoníaco de la "egoidad" absoluta.
Aunque el Señor del Pensamiento es el más capaz de subvertir la espiritualidad, también los otros dos Señores pueden dominar las prácticas espirituales. El retirarse del mundo, ya sea en la naturaleza, en la vida eremítica, ya sea en la compañía de personas simples, calladas o de espiritualidad elevada, son por igual maneras de protegerse a sí mismo de la irritación y pueden ser manifestaciones del Señor de la Forma. O quizás la religión nos provee una racionalización para crear un nido seguro, un hogar simple pero "confortable", para encontrar un compañero afable y un empleo estable y fácil.

El Señor de la Palabra también se involucra en prácticas espirituales. Al adoptar un sendero espiritual podemos sustituir nuestras creencias pasadas por una ideología nueva, pero aun así continuar haciendo uso de esa misma manera neurótica en que utilizábamos las anteriores. No importa cuán sublimes sean nuestra ideas, si las tomamos con demasiada solemnidad y las utilizamos para reforzar nuestro ego, el Señor de la Palabra seguirá siendo el timón de nuestras vidas.

El pensamiento discursivo es la primera línea de defensa de los Señores. Los pensamientos discursivos son los peones de la estrategia de engaño de los Señores. Mientras más pensamientos producimos, mayor es nuestro quehacer mental y más nos convencemos de nuestra propia existencia. Por eso los Señores se la pasan tratando de activar los pensamientos, tratando de que los pensamientos siempre se superpongan, sin intervalos entre uno y otro, de suerte que no se pueda ver más allá de ellos.

En la práctica de la meditación verdadera no se busca fomentar los pensamientos, pero tampoco se los quiere suprimir. Se los deja ocurrir espontáneamente y así manifiestan nuestra cordura original. Los pensamientos se convierten en expresión de la claridad y la precisión de la mente despierta.

Si logramos superar la estratagema de la producción constante de pensamientos superpuestos, los Señores excitan entonces a las emociones a fin de distraernos. El carácter excitante, vivo y dramático de las emociones cautiva nuestro interés, como si estas fueran el filme más apasionante.

Cuando se practica la meditación no fomentamos las emociones ni las reprimimos. Porque las percibimos claramente , porque las dejamos ser tal como son, ya no nos dejamos entretener y distraer por ellas. Así se convierten en la fuente de energía inagotable que engendra obras libres del ego.
La meditación consiste en captar el carácter transparente de los conceptos, de suerte que la rotulación no constituya ya más una manera de solidificar el mundo y nuestra imagen de nosotros mismos.

Mediante el examen de sus propios pensamientos, emociones, conceptos y otras actividades mentales, el Buda descubrió que no hay por qué luchar para probarnos nuestra propia existencia, que no tenemos que vivir sometidos a los Tres Señores del Materialismo. No hay que luchar para verse libre, la ausencia de lucha es la liberación. Este estado sin ego es el estado de Buda. El proceso en el cual nos valemos de la práctica de la meditación, para hacer que la materia prima del espíritu se convierta de una mera expresión de las ambiciones del ego en una expresión de nuestra cordura y nuestro despertar originales, es el verdadero sendero espiritual.

martes, 9 de octubre de 2012

She´s Out of My Life

Comparto esta maravillosa canción en la voz de Josh Groban y escrita por el artista de música Tom Bahler. La canción ha sido interpretada por diversos artistas, entre ellos Michael Jackson que la convirtió en uno de sus mayores éxito allá por el 1979 cuando todavía no había sido anulado por el fantasma de la fama. Las imágenes del video pertenecen a la película "El Fantasma de la Ópera" Si os apetece cantarla en inglés o conocer su significado:
http://personal.telefonica.terra.es/web/khanislupus/trads/jg_s.htm

domingo, 7 de octubre de 2012

Feliz cumple fratelo!!!



Por si acaso no te queda cerca tu amada tierra en la que viste la luz años ha.... Te dedico este precioso video con letra dedicada a la protagonista de la historia: Córdoba / la musa...
Qué dios colme tus días de despertar y los bendiga con sus dádivas... ya sean salud o enfermedad, riqueza o escasez, grandeza o pequeñez, pues con ello sea tu fortaleza un regalo para todos los que al abrigo de tu amistad nos llenas con vida muchos momentos de las nuestras... Gracias y Feliz día de cumpleaños